5 Cambios Mentales que Debes Hacer Antes de Ponerte a Dibujar

(Porque sino… lo dejarás. ¡Y no queremos que lo dejes! ¿verdad? CLARO QUE NO. ¡VAMOS!)

1. NOPE. No necesitas tener un don.

Seguramente has dicho alguna vez que no sabes dibujar, que hay gente a la que “esto le sale solo”,  que “esto no es lo tuyo” o que “no has nacido para esto”. Typicaaaal quotes!

¿A que si?

Pues es mentira. Si quieres dibujar, podrás dibujar.

Hay veces que veo tantísima gente de la que puedo aprender y que hacen maravillas que he pensado que jamás llegaré a su nivel. Pero hay otras veces que me doy cuenta que voy mejorando y que la ilustración que estoy haciendo es 10 veces mejor que las 5 últimas. Y eh, GUSTAZO.

Así que, ¿por qué piensas que eso no te puede pasar a ti?

Saber dibujar no es un don, es una habilidad. Y las habilidades se crean, se desarrollan y se mejoran. ¿Cómo se hace eso? Chan, chaaaan… ¡practicando! Yas. ⚡Y para eso está el curso que has empezado (si aún no estás suscrita aquí tienes la invitación!)

2. NAAAH. Tampoco existe la Inspiración Divina.

Seguro te suena la frase de “la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando” de Pablo Picasso (dicen que era de él y de treinta mil quinientas personas más, así que me da igual, lo importante es lo que dice).

TRA
TRÁ (hehe)
BA
JA

Porque todas estas personas a las que sigues y admiras por su arte no son de las galaxias que salen en Interestellar (si no la has visto, falta leve) sino que curran muchísimas horas. Y si dicen que no, MENTIRA.

Leen, buscan, prueban, la lían, la vuelven a liar, escriben, joder, ven que no saben escribir, siguen escribiendo, bueno esto ya mejora, siguen probando, siguen leyendo, salen, hablan, se empapan, pero sobretodo viven. ¿Y qué hacen luego con lo que viven? Lo ilustran.

Así que a parte de vivir muy intensamente, te diré algunos trucos para inspirarte:

  • Escuchando MÚSICA (fuera del TOP 50 SPAIN parfavah). Te dejo aquí mi lista de Spotify para mis sesiones de ilustración. La voy cambiando porque me canso rápido, así que si te gusta alguna canción guárdatela. 💖

  • Leyendo los LIBROS que más te gusten ya sea ciencia ficción, biografias o autoayuda, lo que sea, no pienses que si no está relacionado con la ilustración no te va a servir. Un secreto: Te va a inspirar cualquier cosa que te motive. ¿Si? Va, sigamos.

  • Incluye OTRAS DISCIPLINAS en tu día a día. A mí por ejemplo me encantan los patrones matemáticos, simetrías, proporciones. Puedes ser tan friki como te dé la gana. Tus ilustraciones, tus normas.

  • VIAJA tanto como puedas (sé que no es lo más sencillo del mundo, no viajo ni el 5% de lo que me gustaría) y visita museos. Mira donde han mirado otros artistas.

  • ⚠ Aviso ⚠ el siguiente truco es el agujero negro del tiempo, el drama de la productividad si no sabes ponerle límite y el desquicio de la sobredosis de ideas. ABRE TU CUENTA EN PINTEREST.

    Dale duro a Pinterest.

    Póntelo en el móvil (si te cabe) y en favoritos en tu navegador. Es necesario. Y sígueme, que si te inspiras en algo que he pineado me hará toda la ilusión. 😍


Otra cosa importante, imprime y cuelga las imágenes e ilustraciones que más te gusten en el sitio donde vas a dibujar. Aspira alto.

3. ¿Tus emociones? Llévalas al extremo

Verás que si escribes o dibujas cuando sientes tristeza, desengaño, rabia, u otras cosas no-molonas es cuando las palabras salen fácilmente o cuando las manos dibujan solas. Eso es canelita en rama.

Esto significa que tú misma te has inspirado por lo que has vivido. Si eres capaz de hacer esto... tu cabeza es BRU-TAL. Aprovéchate al máximo de la fuerza que le das a lo que sientas en cada momento para convertirlo en creatividad, porque lo mejor será que podrás verte en estado puro sobre papel.

Y eh, es precioso.

Estos momentos precisamente son los que tienes que explotar

Las emociones son arte sin plasmar.

4. Es tu tiempo, respétalo

Te presento a Cherry 🐯

Te presento a Cherry 🐯

Ya sabes que si quieres ilustrar lo harás, que vas a tener que echarle horas y que vivir heavy te va a dar resultados heavies. Ahora tienes que encontrar el momento para crear.

Y es que cuando llegas a tener la sensación de que necesitas la ilustración como modo de volcar tu día habrá instantes en los que necesitarás ilustrar. Sí o sí. Y todo lo que se te ponga por medio te parecerá un estorbo, sea tu trabajo, sueño, hambre o tu gato (Sorry Cherry). 👉

Y esto te lo digo a modo de previsión de lo que seguramente te pasará. Y eh, deja que te pase, porque te va a encantar. Let it flooooow.

¡Eh! Y respeta también tu espacio, cuídalo y exige que los demás también lo cuiden. Es importante.

Te voy a decir mi pequeño secreto para ilustrar. Es un poco un ritual y depende muchísimo de mi día, de mi estado de ánimo y de cómo estén alineados los planetas, pero ahí va:

Hoy he ido a mi habitación, he dejado encendidas sólo las luces que me ayudarían a ver bien el papel, he preparado mis lápices y mis referencias a un lado, he ido a por un té a la cocina, me he puesto los cascos (para mí es mejor, directo al cerebro), he puesto esta música y luego he cogido el lápiz y he empezado a dibujar. Finura.

5. Deja la presión en la puerta

Hay dos cuestiones: la presión de tu día a día y la presión que te pones a la hora de trabajar.

La primera la debes dejar fuera de tu sitio de ilustración, eso queda en el recibidor. Todos (te digo, absolutamente todos) tenemos cosas que nos angustian o que se entrometen en nuestro día a día. Solo depende de nosotros dejar que estas tormentas mentales entren hasta en nuestros momentos de expresión o no. Eso lo decides tú.

Y la segunda, no te exijas tanto. Y te diré que puedes empezar imitando.

NO
PASA
NADA

Yo me pasé toda mi adolescencia dibujando los personajes de las series que veía. Y no, ¡no pasa nada! Puedes empezar con lo que queráis. Si quieres imitar a las personas que sigues en Instagram hazlo, si quieres copiar cosas que has encontrado en pinterest, ¡hazlo!; si quieres imitar a tus pintores clásicos favoritos ¡adelante! Nada te ayudará más a aprender la técnica y saber cuál te gusta más. Una vez lo sepas empieza a crear, pero todo lo que hayas trabajado hasta el momento lo llevarás contigo.

Si aún no estás suscrita, y no has empezado el curso gratuito 5 Trucos para Empezar a Dibujar aquí tienes tu invitación :)


¿Qué te ha parecido? ¿Te sientes con la suficiente fuerza y confianza como para empezar? En el próximo truco hablaremos de cómo encontrar referencias más al detalle. Espero que te sea muuuuuy útil y podrás empezar usando las mías (¡si quieres!).

PS. Seguramente a medida que te vaya conociendo mejor vas a enseñarme mucho y esta lista de cambios mentales va a crecer. Así que no dudes en contarme lo que te preocupa antes de ponerte a dibujar e incluso antes de probarlo.

Iré actualizando este post con lo que me vayas contando :D

¿Me escribirás? ¡Eso espero! YAAAAY GRACIAS.

Puedes escribirme a hello@albadavirgiarts.com con el asunto Sugerencias Cambios Mentales.


Por cierto, si te ha gustado el post puedes hacerme muy feliz compartiéndolo en Pinterest (estoy poco obsesionada con mis tableros) y toda esa buena energía irá en tu dirección. Win-win haha!


Para compartir en Pinterest sólo tienes que hacer clic en la “P” que aparece encima de la imagen ☺

 
5 cambios mentales que debes hacer antes de ponerte a dibujar.png
 

eh, pst. Siempre puedes apuntarte a 5 Trucos para Aprender a Dibujar aquí. Y escribir tus dudas, preguntas o sugerencias en los comentarios ♡

Alba Da Virgi

Illustrator from Barcelona and Art Director at McCANN Worldwide.